Hablar de un equilibrio energético no es hablar de un concepto intangible o inalcanzable, sino por el contrario, es tan real que, al vivirse y experimentarse, puedes constatar su existencia y sus beneficios. En lo personal me queda claro que la decadencia de la salud o las situaciones adversas no solamente son un tema relacionado con la mala alimentación o las condiciones espontáneas de la vida, hay otros factores que siempre han estado presentes en la historia de la humanidad pero que han sido ignorados por nuestros hábitos y costumbres. En Gapema puedes redescubrir ese potencial oculto rumbo al equilibrio energético a través de diferentes habilidades y áreas del conocimiento que son milenarias. Sin duda el camino a la salud y bienestar es una gran aventura, déjate guiar y te sorprenderán los resultados… ¡Vívelo!

Gerardo Villavicencio Obregon

Todos estamos interconectados

Todos hemos oído hablar de el Qi (chi o energía universal), sabemos que es algo que existe, pero no lo podemos ver a simple vista…

¿Como es que esta energía nos afecta y de que manera nos conecta o nos vemos afectados por ella?

El Qi es esta energía que hace que las plantas crezcan, que los humanos estemos vivos y porque no, también podría enfermarnos, esta energía se produce en las montañas, baja por sus laderas y fluye como si fuera agua, seguiría el mismo patron que utilizaría el agua para llegar a cualquier lugar, esta energía baja y se concentra en los ríos o lugares con agua.

En la actualidad en las ciudades modernas el Qi fluye por las mismas montañas y toma los caminos que hemos generado como calles, avenidas, callejones y al igual que el agua si no tiene un lugar por donde drenar, se va a quedar estancada y se convierte energia estancada o agua que se echa a perder. Una vez entendiendo este concepto hay que entender que no todas las montañas generan el mismo tipo de Qi, una montaña como el Everest no puede generar el mismo Qi que una monte como las que tenemos rodeándonos o las pequeñas protuberancias como las qué hay en Malasia, el tipo de forma, el tipo de confección que tiene determina el Qi con el que podemos contar, así mismo los planetas y las constelaciones mueven los cuerpos de agua, en el caso de el mar producen las mareas. Si el Qi se acumula en los cuerpos de agua, este es modificado por la posición y los fenómenos astrológicos, entonces, quedamos que el Qi baja por la montaña, se acumula en los cuerpos de agua, calles o lugares abiertos, y este es utilizado o modificado por los planetas, ¿Que pasa con nosotros que estamos compuesto por un 75% de agua en nuestro cuerpo? Qué pasa cuando nosotros habitamos una casa en la que anteriormente a que fuera construida, el Qi fluía con naturalidad, en el momento que se construyen vialidades, banquetas y la misma casa lo que cambiamos es el flujo natural del Qi. A partir de el estudio del KAN YU es que en oriente lograron mapear los efectos y el tipo de Qi que producen los diferentes tipos de montañas, y como es que la modifican los planetas, por medio de formulas, cálculos y orientaciones es como podemos interactuar con esta energia para utilizarla a nuestro favor…

Para mayor información contáctame!